Jornada de Clausura Gran Hipódromo de Andalucía del 2020. Rafa Lorente

Ángel S.

19 de diciembre de 2020

¡Son nuestros hipódromos, idiotas!

¿Se acuerdan de aquella película de serie B basada en un hipódromo situado en la Costa del Sol, que iba desapareciendo poco a poco hasta que cuando el aficionado se quiso dar cuenta vio que le faltaba un hipódromo en España? Pues puede que estemos a punto de presenciar la segunda parte, porque me da que la están rondando con el Gran Hipódromo de Andalucía. Hoy hace 300 días que no se disputan carreras en Dos Hermanas y no hay visos de que se vayan a disputar en los próximos meses, porque como se anunció en los últimos días, ni en enero ni en febrero el recinto nazareno va dar sus particulares jornadas de invierno.

Durante estos 300 días, al propietario/trabajador/aficionado le han vendido una moto (caso a parte de lo que se les deba a los primeros) que va desde la continuidad de la gestión por parte de las hermanas Cocheteux, a las que creo que no se las puede achacar que no sigan porque simplemente no son como su padre, un gran aficionado al que no le importaba perder dinero en lo que para el era su mayor pasión, al último personaje que salió de la nada y apodaron como el Mirlo Blanco, pero que con el paso de los días se ha ido diluyendo hasta quedarse en un mero gorrión. ¿Quién querría invertir en un hipódromo sabiendo que es deficitario hoy y dentro de 1 año? Cocheteux por desgracia precisamente no nos sobran. 

Salvo el Hipódromo de Madrid o Pineda y este último me da la sensación de que esto le interesa más bien poco y están para otras cosas, si perdemos Dos Hermanas exceptuando las jornadas veraniegas de Sanlucar, España se quedaría tan solo con el recinto madrileño para que se puedan disputar carreras sobre superficie de arena, y eso evidentemente no puede ser nada bueno. El sector no puede pretender crecer en España a medida que va perdiendo hipódromos. Madrid ni puede ni debe ir recogiendo las jornadas que otros recintos podrían dar, como es el caso de la programada para el 24 de enero en Pineda que el recinto sevillano se niega a dar (sus motivos tendrán). Lo de Madrid se podría convertir en pan para hoy y mucha hambre para mañana, más si cabe que al sector siempre le da sensación de que Madrid parece estar siempre pendiendo de un hilo. Si se aguanta toda la presión en un punto, ese punto corre el riesgo de romperse y con ello caería toda la baraja de Naipes.

Gran Hipódromo dé Andalucía. 

No solo no se debe dejar caer un hipódromo tan imprescindible para España por lo comentado antes, si no también por los puestos de trabajo que genera para un sector de por sí tan castigado, al igual que llegado el caso (y sin llegar a él) sería bueno y necesario que San Sebastián dispusiera de una excelente pista de arena en la que poder ofrecer unos meeting maravillosos en los periodo de invierno. Estoy seguro de que no solo en España lo agradeceríamos, si no también en Francia por la facilidad que ello daría a los caballos del país vecino para que bajaran a correr a Lasarte, o incluso para estabularse en San Sebastián largas temporadas con sus caballos, lo que generaría más ingresos y con ello más puestos de trabajo. 

Soy de la opinión de que cuantas más carreras se ofrezcan hoy en día mucho mejor. No me duele ver carreras con tan solo cuatro partants, me duele que no las haya. Lo que hoy son cuatro partants mañana podrían ser seis, pero un calendario amplio debe de animar al actor principal de la película, el propietario, a comprar caballos. Si al propietario le ofreces carreras, el propietario se anima a seguir comprando, sea español, portugués o chino, todos son necesarios. Lo que no podemos pretender es decir que queremos crecer a medida que vamos perdiendo hipódromos, porque si es así, también nos quedaremos sin lo imprescindible de las carreras de caballos, el propietario. Madrid ni debe ni puede soportar todo.



Podría interesarte...

PRONOTURF ®