Coady Photo

J.F.Díaz

01 de mayo de 2021

El Derby de Kentucky y el inequívoco sabor americano del deporte y el espectáculo

El deporte en Estados Unidos nada tiene que ver con el de Europa. El espectáculo está muchas veces por encima de lo que muestran los deportistas. Es su cultura, su manera de entender la vida. Cada gran competición (Super Bowl, finales de la NBA, Serie Mundial de Beisbol, Stanley Cup NHL...) es respetada al máximo por las otras. Todas tienen su fecha reservada en el calendario y la prioridad de ese día gira alrededor de ella. Los aficionados a las carreras de caballos tenemos la suerte de que una de ellas es una competición de purasangres, jockeys y entrenadores. Todos ellos buscan la gloria ganando, ni más ni menos, que el Derby de Kentucky. Ya sabemos que los puristas miran siempre hacia las islas, pero el genuino sabor americano está en Kentucky.

Hoy no serán 155.000 los aficionados que llenen Churchill Downs por aquello de la pandemia, pero sí que será el evento más concurrido en Estados Unidos desde que la Covid 19 se cruzó en nuestras vidas. En Lousville serán 45.000 los afortunados, pero habrá millones y millones de espectadores, aficionados o no, pendientes a través de la televisión de lo que suceda en ese mágico hipódromo, ese con el que Antonio Gallardo sueña ganar y competir algún día y ese día estaremos allí para vivirlo, ¿verdad José Luis? 

Son los dos minutos más excitantes del año o por lo menos así son considerados en Estados Unidos. El resto de los hipódromos y competiciones de Estados Unidos se paralizan. Es el momento del Derby, tal y como se le conoce, desde 1875. La fiesta, así es considerada, se inició el viernes con la disputa del Oaks ganado por MALATHAAT, pero el epicentro de todo es el Derby, la edición 147, y esos veinte caballos, bueno diecinueve tras la retirada por fiebre de KING FURY, que llevarán a millones de espectadores a contener la respiración. No habrá tregua. Golpe de cajones, a pelear la punta y así hasta la milla y cuarto en dónde se encuentra la meta, con 3,25 millones de dólares como premios.

El día anterior a la competición, los caballos ya han empezado a sentir lo que está en camino. Paseo por el paddock ante la mirada de aficionados, cámaras de televisión y fotógrafos pendientes de una sonrisa, de un gesto del favorito y todo ello con ambiente y música de fondo. Vender producto que se dice. Otro mundo. Los entrenadores, además, muestran lo que pasa con sus caballos (algo que cada día pasa más por aquí), entendiendo a la perfección de qué va esto de llamar la atención de posibles clientes. Hasta el sorteo de cajones es convertido en espectáculo y los jockeys hablan sobre el cómo condiciona el recorrido, tal y como hizo Irad Ortiz el jockey referencia del momento. 

La chaquetilla azul de Godolphin con ESSENTIAL QUALITY y la monta del panameño Luis Sáez (95 victorias en el años) es el favorito para pasar en primera posición por la meta. Sus cinco victorias anteriores sobre el dirt, el mejor aval posible.El hijo de TAPIT, bien conocido por aquí por AS DE TRÉBOL, solo cuenta en su contra con aquello de la distancia.

ROCK YOUR WORLD, también puntero, es la principal amenaza con la monta del dominicano Joel Rosario, que firma 61 victorias en 2021. Cierra el trío de favoritos KNOWN AGENDA que contará con la monta de Irad Ortiz de Puerto Rico y sus 155 victorias en 2021 en 546 montas.

Nombres como el del histórico SECRETARIAT o los má cercanos de AMERICAN PHAROAH, CALIFORNIA CHROME o JUSTIFY han quedado grabados en la memoria de los amantes de las carreras de caballos, por muchos que a algunos solo les guste el verde de las islas.



Podría interesarte...

PRONOTURF ®