BATTAASH, Royal Ascot.

Ángel S.

12 de noviembre de 2020

Europa en ocho actos

Si descontamos la mini temporada que se inició en marzo en Irlanda, bien podría decirse que las carreras de Flat en gran parte de Europa empezaron a mediados de mayo. En el caso de Francia a golpe de preparatorias de Poules con el Prix La Grotte y el Fontainebleu, ambos G3, o ya metidos en el mes de Junio en el caso de las islas con GHAIYYATH ganando The Coronation Cup (G1) sobre la milla y media de Newmarket en vez de en Epsom Downs. 

Con un baile de calendario en el cual, carreras como las 2000 Guineas se han disputado a principios de junio en vez del primer fin de semana de Mayo, o Epsom Derby y Oaks disputándose a principios de julio y el mismo día (eso si, en Epsom Downs cuando estuvo a punto de no ser así). Respetándose únicamente el Meeting de Royal Ascot en fechas, pero con los 2 años llegando prácticamente sin debutar o sin hacerlo en muchos casos, teniendo que hacer un filtro los entrenadores para elegir cuales creían ser merecedores de disputar carreras como el Queen Mary (G2). 

Caso a parte lo del Coral Eclipse (G1), que se celebraba sobre la misma fecha que todos los años pero sin dar cabida a la edad clásica en una carrera que de por sí es por antonomasia la que enfrenta los caballos en edad clásica contra los viejos por primera vez en un ambiente serio. Para que, teniendo el Derby un día antes, ¿porqué iban a querer ir al Eclipse? (Ironía). Como diría el otro... hemos tenido carreras, con menores dotaciones como es lógico, pero mal que bien se ha respetado el calendario. 

Al hilo de esta última carrera, el Coral Eclipse, vamos a nombrar los que para mí, han sido los mejores momentos del 2020. 

GHAIYYATH llegaba al Coral Eclipse tras ganar The Coronation Cup ante un lote en el que estaban el ganador del Derby del año anterior, ANTHONY VAN DICK o STRADIVARIUS, que por aquel entonces empezaría su andadura particular hacia el Arco, y ENABLE. En esta ocasión, GHAIYYATH no partiría como favorito, eso debería de recaer en el lado de ENABLE, que reaparecía tras su derrota en el Arco del 2019 con las miras en el de este año. GHAIYYATH no es que jugara con el lote pero ganó bien, en punta como a el le gustaba, sobre la distancia que mejor rendimiento le ha dado y en terreno firme. Aquí si que me subiría al 2+2 que tan poco me gusta. Batiría de manera brillante no solo a ENABLE, sino también a JAPAN, caballo que más de uno veíamos como un claro favorito de cara al Arco de 2020. Al hijo de DUBAWI tras esa victoria le darían un 127OR, tan solo una libra menos de lo que tenía ENABLE, dando así un golpe en la mesa como diciendo que estaba aquí para dar mucha guerra en el 2020. 


Uno de los motivos si no el principal, de que se tuvieran muchas ganas de turf en el 2020 no era otro que la vuelta a las pistas del mejor 2 años del último cuarto de siglo, PINATUBO, ganador entre otras carreras a 2 años, del Vincent O’Brien Stakes y Dewhurst, ambos G1. Se presentaba en las Guineas con el favoritismo que le correspondía con un Ante Post de 5/6. No ganaría, más bien al contrario, quedaría tercero perdiendo con todas las de la ley ante un caballo que hizo una carrera enorme, KAMEKO, con una monta brillante por parte de Oisin Murphy sacando al caballo del interior y buscando el hueco entre WICHITA y MILITARY MARCH para acabar yéndose directamente hasta el espejo. Monta de órdago que bien valen unas Guineas.


Que KINGMAN como semental parecía no terminar de arrancar lo teníamos más o menos claro, que este ha sido el año del hijo de INVINCIBLE SPIRIT como Sire, también, y uno de los culpables de ello es PALACE PIER. El pupilo de John Gosden ganó un St James's Palace (G1) que podríamos catalogar como la mejor carrera de 2020. Aunque es cierto que venía de ganar brillantemente sobre la fibra de Newcastle, llegaba a Ascot con un historial bastante flojo en relación con los PINATUBO o WICHITA, que venían de acompañar a KAMEKO en las Guineas. Tras un final de recta espectacular con PINATUBO, PALACE PIER conseguía pasar al hijo de SHAMARDAL de finales completando el trío WICHITA. A PALACE PIER tras esa victoria le asignarían un 126OR, siendo la mayor subida de valor del  año (17 Libras) para un caballo en edad clásica. 


Y por fin BATTAASH conquistó Ascot. Siempre se ha dicho que es caballo de kilómetro puro y de pista rapida, algo que no suele casar mucho con una pista tan selectiva como es la de Ascot, donde el Km nos puede parecer más bien 6F. Tras tres intentos (dos si contamos las que nos valen), uno de los mejores Sprinter de los últimos años conseguía ganar el King's Stand Stakes (G1), quitándose la espina de los dos años anteriores en los que se tuvo que conformar con ser segundo de BLUE POINT. Lo hacia con autoridad, de punta a punta sobre un terreno que en principio no le beneficia. A los que digan que el lote era flojo, yo les digo que da exactamente lo mismo. El hijo de DARK ANGEL nos dejaba una de las mejores performance del año donde todo Sprinter que se precie debe de hacerlo, sobre los 5F del King's Stand Stakes. Enorme.


El Oaks de LOVE. La hija de GALILEO venía de ganar las 1000 gns y se presentaba a la cita como clara favorita ante un lote en el que se encontraba la ganadora del Ribblesdale, FRANKLY DARLING. Con PASSION y TIEMPO VUELA peleándose por la punta, a la entrada de recta LOVE todavía iba lejos de la cabeza, pero a falta de 2F conseguía despegarse del lote con una facilidad insultante, dejando a su más inmediata perseguidora, EMMYSTON, a 9 cuerpos en poco más 200 metros. Desde ese momento  no pasaría un día en el que el aficionado no hablase del que podría ser el enfrentamiento del año, ENABLE contra LOVE en el Yorkshire Oaks o mejor aún, el Arco. 


Hay victorias que conllevan muchas cosas detrás, y una de ellas es el King George VI And Queen Elizabeth (G1) de este 2020. ENABLE se enfrentaba a un lote de tan solo 3 participantes en el que estaba de nuevo JAPAN y el ganador del IRISH DERBY del anterior año, SOVEREIGN. No es la victoria de ENABLE en si lo que me gustó, si no la forma de hacerlo, en un canter remunerado ante un JAPAN que simplemente quería pero no podía mientras veía que la hija de NATHANIEL se marchaba a los brazos. El fondo por otra parte viene después, la pupila de Jhon Gosden pasaría a la historia como ganadora de tres King George VI And Queen Elizabeth Stakes y Dettori conseguía de esta manera su séptima victoria en este G1 igualando a Lester Piggott. 



Si el St James’s Palace la podriamos catalogar como una de las mejores carreras, el Irish Champions no se debe de quedar mucho atrás. GHAIYYATH llevaba un 2020 excelente con tres victorias ganadas en otros tantos G1, pero desde que salió de cajones MAGICAL no le dejó hacer su carrera, ya lo hizo en el Juddmonte y al irish Champions llegaría con la lección aprendida. Pegada a GHAIYYATH durante todo el recorrido sin dejarle respirar, a falta de 100 metros conseguía despegarse del hijo de DUBAWI, dejándonos una carrera con muchas lecturas que luego se materializarían: GHAIYYATH tras una campaña dura finalmente no iría al Arco, JAPAN no era caballo de Arco confirmándose una vez más y SOTTSASS no solo iba a Irlanda a revalorizarse como semental como decía Rouget, si no a tentar sus posibilidades de cara a un Arco con más metraje y un terreno que le favorecerá. Vamos a ello.


El meeting del Arco ya empezó como ningún aficionado quería, con la baja de LOVE debido al estado del terreno junto con la posterior retirada del resto del imperio Coolmore, debido a los positivos que causaban el pienso alimenticio que se suministraban a los caballos. ENABLE correría si o si, se la había mantenido en entrenamiento durante este año y a nadie se le pasaba por la cabeza no correr, cosa que el aficionado raso como el que escribe lo agradecerá eternamente. Ganó SOTTSASS con una monta excelente de Demuro sobre un terreno que le beneficiaba, yendo cerca de la punta tras un magnífico PERSIAN KING del que presumíamos que la milla y media se le podría hacer larga. Solo el pupilo de Graffard y amante del barro IN SWOOP conseguía intimidar mínimamente al pupilo de Rouget. ENABLE acabaría su carrera deportiva con un discreto sexto puesto en su intento de ganar el tercer Arco. 


  

Un año atípico pero con buenos detalles, en el que ENABLE no ha ganado su tercer Arco pero si su tercer King George, Battaash por fin reino en Ascot, PALACE PIER por fin puso a KINGMAN en el lugar donde se merece como Sire, Oisin Murphy ganó su primera clásica de la mano de KAMEKO, SOTTSASS le dio a Rouget un Arco, y GHAIYYATH acabó la temporada como mejor caballo Europeo con 130OR, con tres victorias y una sola derrota. Esa derrota sería en manos de MAGICAL, porque la hija de GALILEO siempre aparece. Que espectáculo.

Nos vemos en los bares.



Podría interesarte...

Internacional
Internacional
Internacional

26 de noviembre de 2020

Todo listo para la JAPAN CUP

PRONOTURF ®