Racing Post

Sansovino

12 de julio de 2021

GALILEO, el adiós al mejor padre de caballos de carreras de este siglo

Cuando Galileo nació, todavía en el siglo XX, se le esperaba como otro excelente hijo de Sadler’s Wells, el gran continuador en Europa de la línea de Northern Dancer. Su madre, Urban Sea, por Miswaki, había ganado el Arco de Tiunfo en 1993. Pero Galileo superó todas las expectativas. 23 años después es unánimemente reconocido como el mejor padre de Puras Sangres de este siglo, por no ser ligeramente más audaz y decir que el mejor de la historia. 

Como corredor ganó sus siete primeras carreras, incluidas el Derby de Epsom, el Derby irlandés y el King George and Queen Elizabeth Stakes. Tas ser batido por una cabeza en el Irish Champions y acabar sexto de la Breeder’s Cup Classic sobre la arena de Belmont, Galileo, propiedad del consorcio de John Magnier y Michael Tabor, fue retirado a la yeguada irlandesa donde había nacido, en Coolmore, todavía con tres años. Su entrenador Aidan O’Brien, entonces en los comienzos de su fantástica carrera, dijo que no veríamos algo como Galileo de nuevo.

En este tiempo ha ganado la estadística de padrillos europea 12 veces, ha sido el padre de cinco ganadores del Derby de Epsom, un récord histórico, y sus hijos no solo han ganado multitud de carreras de Grupo I, sino que veinte de ellos han engendrado también ganadores en la misma categoría. Uno de ellos es el maravilloso Frankel que apenas en el comienzo de su carrera de reproductor ya ha dado muestras de ser el continuador de su glorioso padre. Para no extenderse más basta examinar la corta lista de ganadores de las mejores carreras europeas por encima de 2000 metros este año, en el corto intervalo entre mayo y lo que va de julio:

  • Prix Ganay, Longchamp: Mare Australis, por Australia, por Galileo
  • Tattersall’s Gold Cup en El Curragh: Helvic Dream, no desciende de Galileo
  • Derby de Epsom: Adayar por Frankel por Galileo
  • Oaks de Epsom: Snoowfall por Deep Impact y una hija de Galileo
  • Coronation Cup de Epsom: Pyledriver, no desciende de Galileo
  • Derby irlandés en el Curragh: Hurricane Lane, por Frankel por Galileo
  • Pretty Polly Stakes en El Curragh: Thundering Nights, por Night Thunder, nieto de Galileo
  • Derby francés en Chantilly: Saint Mark’s Basilica por Siyouni y una hija de Galileo
  • Prix de Diane en Chantilly: Joan of Arc por Galileo
  • Prince of Wales Stakes en Ascot: Love por Galileo
  • Eclipse Stakes en Sandown: Saint Mark’s Basilica por Siyouni y una hija de Galileo
  • Grand Prix de Saint Cloud: Broome por Australia, por Galileo.

Sencillamente impresionante. De esa docena de ganadores de Grupo 1 solamente dos no son hijos o nietos de Galileo y si incluyéramos los segundos saldrían muchos más. 

El ya legendario campeón tuvo que ser sacrificado este sábado en Coolmore por una dolencia incurable, lo que nos priva de alguna generación más de sus hijos. Como dijo O’Brien, quizá no volvamos a ver un purasangre como él ni una descendencia como la suya, aunque con permiso de su hijo Frankel.

Galileo ganando facilmente el Derby de Epsom en 2001 (foto G Cranham, Racing Post)Galileo ganando facilmente el Derby de Epsom en 2001 (foto G Cranham, Racing Post)

Para terminar, otra declaración de Aidan O’Brien: “puedes entrenar a un montón de caballos, diferentes tipos de caballos, cada uno con su forma de tratarle, pero muy pocos de ellos, de hecho ningunos de ellos, puso esa mentalidad en sus descendientes en la forma que lo hizo Galileo. Lo que puso tan genuino en sus mentes está fuera de este mundo”.



Podría interesarte...

PRONOTURF ®