Jafar (Copa de Oro - 2000) | Foto: Luis Unciti

A.Suescun

12 de agosto de 2020

JAFAR, un caballo irrepetible

Pocos artículos o posts sobre caballos habrá que me haga más ilusión escribir, publicar y compartir con todos mis lectores que este mismo que estáis leyendo ahora. Si alguno me preguntase como comenzó mi afición a las carreras de caballos todo tiene su origen en tradiciones familiares de hace décadas y décadas de ir al hipódromo desde nada más nacer. Seguramente muchos niños han vivido experiencias semejantes al mío, pero mantener la afición de manera independiente no lo consiguen todos esos niños que van con sus padres todos los veranos al hipódromo, en mi caso al Hipódromo de San Sebastián.

En ese mantenimiento y crecimiento pasando de una afición a una pasión muchas carreras, muchos caballos, muchos profesionales y muchos aficionados han tenido su “culpa”, influencia o razón. Pero un caballo está en la cúspide de mi afición y ese era JAFAR. Un caballo hijo de Panoramic y Bondadosa criado en la Yeguada Errekalde (Azpeitia) nacido el año 1995, dos años antes que un servidor. Un caballo que nació con la mano torcida, déficit que se mantuvo durante toda su vida competitiva, sin embargo, entonces había nacido un campeón. Un campeón que al principio se llamaría MY DREAM, pero que los problemas físicos que tuvo hicieron que se llamase finalmente JAFAR, el nombre del malo de la película de Aladín. Tampoco se le puede considerar como el malo y menos en mi caso que pasó de tener un nombre de villano a un nombre de héroe. Añadir también como dato curioso que JAFAR tenía un hermano mayor llamado BIG ANDER, cosas del destino puede ser…

Pero volviendo a los inicios de este ejemplar sus primeras actuaciones las disputó con la Cuadra Arco Iris y bajo la preparación de Agustín García. Todo ello después de que JAFAR fuese presentado en subasta en Madrid en septiembre de 1996 sin encontrar ningún comprador en el ring. Finalmente, Juanjo Álvarez (propietario de la Cuadra Arco Iris) y Agustín García (preparador) se quedaron a medias con el hijo de Bondadosa. 

Hablando de su debut en las pistas, este se disputa en el Hipódromo de San Sebastián un 6 de julio de 1997 con dos años y la monta de Santi Martín finalizando en undécima posición en un lote de debutantes donde corrieron ejemplares también que tuvieron un gran valor en el futuro como PERSIAN RULER (Copa de Oro 1999 y 2001), VICIMAR (Gobierno Vasco 1998) o BARYSHNIKOV (Gobierno Vasco 1999). Tras este debut la siguiente salida a pista de JAFAR tuvo que esperar hasta el próximo año, más concretamente hasta el mes de julio en el Hipódromo de Dax. En tierras galas la reaparición se saldó con un tercer puesto y solo una semana después en Mont de Marsan finalizó segundo. Asimismo, con diez días de parón JAFAR vuelve a Dax y finalmente gana su primera carrera. Poco a poco, sin prisa, pero con buena letra, así fue la carrera deportiva de este ejemplar.


Jafar en las cuadras | Foto: MD

Tras su periplo intenso de retorno a la competición vuelve a correr en casa. Esta vez el día de la Copa de Oro, en la carrera consolatoria de la gran prueba. Aquella vez gana sobre 2.200 metros con Jean Bernard Eyquem, el cuál sería su jockey predilecto, pero posteriormente fue distanciado a la última posición. Poco más tarde en Dax vuelve a ganar en un lote para tres años y finalmente, acaba su intenso verano con un séptimo lugar en el GP de La Teste sobre 1.800 metros.

De esta manera, no vuelve a correr en el año ganándose un descanso bien merecido. Llega así su etapa de 4 años en el año 1999. Un año de cambios y muchos vaivenes emocionales. Aquellos días el preparador y medio propietario de JAFAR, Agustín García estaba enfermo y su situación por desgracia iba cada vez a peor. El caballo estaba estabulado en Madrid, ya con el Hipódromo cerrado y por cuestiones personales su otro propietario quería vender al caballo. Entonces, la mitad de la propiedad de JAFAR fue ofrecido a Alberto Guinaldo, propietario de la Cuadra Ehun. Guinaldo cerró la operación y JAFAR corrió ya por primera vez con la chaquetilla negra y amarilla finalizando en segunda posición en el GP de Primavera que se disputó en el Hipódromo de San Sebastián escoltando al gran OKAWANGO. 

Posteriormente, el representante de Ehun va al recién estrenado Hipódromo de Mijas para disputar el GP de la Junta de Andalucía, prueba en la que finaliza en quinta posición. Ya en la temporada de verano en Lasarte corre en cuatro ocasiones con un bagaje de una victoria y dos colocaciones. La única carrera de la temporada en la que finaliza fuera del dinero es en la Copa de Oro que acaba décimo de trece aspirantes. A su vez, cabe destacar su cuarto puesto en el GP de San Sebastián que gana OKAWANGO. Una vez dejada atrás el meeting estival recae en Bordeaux, donde gana sobre 3.000 metros, en la que fue su reencuentro con el jinete francés Jean Bernard Eyquem y también la última victoria como entrenador del tristemente desaparecido Agustín García. 

Así se produce un cambio importante en la carrera de este ejemplar con el cambio de entrenador pasando al patio de Román Martín Sánchez. Y antes de finalizar el año, tras un pequeño descanso se aventuran con JAFAR a disputar un Listed en Toulouse. Una carrera en la que finaliza en tercera posición, sumando la negrita y que contó con el dato curioso de batir a su hermano mayor BIG ANDER en meta que era compañero de preparación. Entretanto, su última salida del año se produce en Bordeaux en una carrera sobre 1.900, donde igualmente participan conocidos del turf español como KANTIA o COLUMBUS que finalizan lejos del éxito. De este modo, acaba un año que fue una montaña rusa de emociones y cambios entorno al hijo de Panoramic.

Al respecto llega el año 2000, el año de JAFAR sin duda. Comienza su etapa de cinco años en Mont de Marsan de manera victoriosa en una carrera de condición sobre 2.400 metros. Mientras que en la temporada de primavera de Lasarte se lleva el Premio Hotel María Cristina, mostrándose como el mejor fondista entre los viejos dejando en segunda posición al hermanísimo BIG ANDER. Semanas más tarde disputa el GP de Royan, donde finaliza tercero con José Luis Borrego. A su vez, más adelante vuelve a casa a correr el Premio La Perla, que era la carrera cumbre de la temporada de la primavera donostiarra y cuya preparatoria había ganado dos actuaciones antes. Pues bien, corrió y ganó, aunque fue la photo-finish quién dedujo el ganador haciéndolo por corta cabeza sobre PASAJERO. Un día en el que como detalle a destacar no pudo correr su hermano BIG ANDER, que estaba dado partant, pero que tras la baja de última hora de Charles Nora ningún jockey español quiso sustituirle como protesta hacía Román Martín por contratar jinetes extranjeros para correr en España. 

Aparcando las singularidades de las carreras volvamos con JAFAR. El objetivo del año tras su última victoria estaba claro y estaba escrito en color dorado. En esta ocasión, en vez de optar por la preparatoria natural a disputarse en Lasarte se optó por correrle en La Teste. Más concretamente el Prix D’Aquitane, en el que finaliza en segunda posición siendo solo batido por MONT ROCHER por una nariz, caballo que en posteriores salidas acaba tercero del GP de Deauville (Grupo 2). Todo listo entonces para el 15 de agosto.

Jafar (J.B. Eyquem) | Foto: MD
Jafar (J.B. Eyquem) | Foto: MD

El día marcado en el calendario se presenta lluvioso con el típico xirimiri presente en el cielo. En cuanto a la carrera es ECHALAR quien se pone en punta en un inicio hasta que BIG ANDER se presenta primero para comandar la carrera. Todo el resto van detrás con algunos huecos de por medio estando JAFAR en las posiciones traseras. Los dos punteros se mantienen firmes en la recta del frente ante el avance de dos de los favoritos JAFAR y KARLSBAD. Ya en los metros decisivos aparece por la mitad de la pista JAFAR yendo a pasar a los líderes. Tal era la facilidad del representante de Ehun que todavía a falta de 50 metros, el jinete Jean Bernard Eyquem se puso de pie celebrando la victoria de su caballo puño en alto (un gesto que a un servidor se le ha quedado grabado para siempre a pesar de que tuviese tan solo 3 años). Eso sí, otro de los favoritos LE DIABOLIQUE de la Cuadra Asturias finaliza con un remate fuerte. Sin embargo, el ganador ya tenía nombre y era JAFAR. Años de acontecimientos, algunos buscados y que fueron positivos y otros que llegaron por infortunio, negativos, que rodeaban a un núcleo común que era un caballo llamado JAFAR se culminaron llegando al cenit alcanzado aquel 15 de agosto de 2020 con la victoria en la Copa de Oro. 

En ese instante en el que JAFAR estaba en la cresta de la ola intentan conseguir el doblete de Copa de Oro – GP de San Sebastián en un mismo año. Un hito que hasta entonces solo lo habían conseguido TERBOCH (1971) y ONE TO TWO (1991). Cierto es que posteriormente PERSIAN RULER también lo hizo en el año 2001. Aunque volviendo a JAFAR, este fue cuarto un año atrás en dicha prueba, pero 365 días después llegaba con las letras doradas ya escritas en la historia. Cuatro eran sus rivales y daba peso a todos sus rivales. Estos factores no fueron ningún hándicap para él y es que en carrera batió a ARCHIPIELAGO por dos cuerpos convirtiéndose en la estrella indudable del verano donostiarra del año 2000 y pasando a la historia por conseguir el doblete Copa de Oro – GP de San Sebastián. 

Seguidamente, sin apenas respiro, JAFAR solo una semana después de su última carrera vuelve a las pistas en Toulouse para correr el GP du Sud-Ouest (Listed). Un largo remate suyo viniendo desde atrás en los metros finales se saldó con un tercer puesto que se quedó a solo un cuerpo del vencedor. Posteriormente, el hijo de Bondadosa empezó a mostrar muestras de cansancio, haciendo evidente una temporada veraniega intensa que le hizo tomarse un bien merecido descanso. No obstante, después de unos meses de relax al poco de comenzar la puesta a punto para su temporada de 6 años un buen día apareció con la pata hinchada por una infección. La infección fue a más y JAFAR tuvo que ser operado de urgencia, ya que tenía una bacteria muy infecciosa que por suerte se le pudo curar con una intervención realizada en tierras galas. Evidentemente, dicho acontecimiento le resto tiempo para recuperarse y llegar de nuevo al 100% al verano para refrendar su particular trono.

Diez meses pasan aproximadamente sin correr antes de afrontar su reaparición el mes de julio en La Teste. Pues, todos estos problemas no fueron impedimento para ganar el Prix D’Aquitane que el pasado año había acabado en segunda posición. Además, la táctica de carrera fue bien distinta al resto de sus salidas. Por ello, aprovechando un ritmo lento en un lote corto de seis participantes JAFAR cogió la punta y no la soltó nunca con Eyquem. Sus responsables no se esperaban tal resultado teniendo en cuenta su largo parón competitivo, pero por lo visto hay caballos que nunca dejan de dar guerra. 

Al tener la necesidad de recuperar el 100% del caballo, este disputa la preparatoria para viejos de la Copa de Oro en Lasarte. ¿El resultado? Vuelve a ganar y deja lejos al segundo clasificado. Por tanto, todo estaba preparado para repetir el éxito del pasado… De esa manera llega el preciado 15 de agosto y en esta edición sí JAFAR sale de favorito junto a PERSIAN RULER, ganador de la edición de 1999. Un PERSIAN RULER que en su momento debutó en la misma carrera que JAFAR, pues cuatro años después se citaban ambos pipiolos que debutaron un 6 de julio de 1997 en la gran cita donostiarra. Cosas del destino dicen…

Poniendo el foco en la carrera ésta fue comandada por ALMAZAN, el cual puso un buen ritmo y un pelotón estirado. Tras el puntero acechaban ARCHIPIELAGO, JAFAR, PERSIAN RULER e ILLUMBE, entre otros. JAFAR a pesar de ir bien situado durante todo el recorrido no muestra la chispa de otros días y es sobrepasado. Esta vez gana, PERSIAN RULER, consiguiendo repetir el éxito de hace dos años, aunque ILLUMBE no le dejó ganar fácil al ser segundo a una cabeza del tordo.

Sin escusas y sin perder el tesón tras un revés momentáneo con ese séptimo puesto su siguiente objetivo fue disputar un mes después de nuevo el GP du Sud-Ouest (Listed) en La Teste intentando repetir el mismo triunfo que un año antes. En este caso, en cambio JAFAR se tuvo que conformar con el segundo puesto al realizar un fuerte remate final siendo únicamente batido por TURBOTIERE en fotografía. Aquel día JAFAR volvió a ser JAFAR y con esa moral en los aires en dos semanas el caballo de Ehun afrontó y ganó el GP de Mont de Marsan con otro de sus brillantes remates desde atrás para salir victorioso. Así llegó el momento de dar un paso más hacía delante y correr un Grupo 3 en Toulouse en el Prix Andre Baboin sobre 2.000 metros. Sin embargo, la experiencia fue del todo negativa, ya que JAFAR finalizó el última posición sin presentar ninguna opción durante todo el recorrido.

Sin caer en la amargura se optó por cambiar de jockey en su próximo reto tras el malestar presentado entre Eyquem y Martín. En consecuencia, es Frederic Sánchez quién pilota a JAFAR en la aventura parisina de Maisons-Laffite en el Prix Scaramouche (Listed) sobre 3.100 metros. La carrera se resume en que JAFAR de nuevo fue en posiciones traseras hasta llegar a la recta final donde pasa adelante demasiado pronto con lo que se tuvo que conformar con un séptimo lugar. Asimismo, finaliza su temporada de altibajos de 6 años corriendo otro Listed en Toulouse en el que se tiene que conformar con las posiciones finales. 


Jafar (J.L. Borrego) | Foto: MD

Como se ha expuesto una vez aparcado un año complejo JAFAR sigue en la competición con 7 años. Alguno podría pensar que el campeón de Ehun estaría finiquitado, pero no y precisamente el caballo siguió dando guerra en las pistas españolas y francesas. Su reaparición en el año 2002 se lleva a cabo en Toulouse con la mira puesta en una muy tentadora Mijas Cup. El resultado se salda con un buen tercer puesto cumpliendo el objetivo de mostrarse bien de cara a la gran cita de la Costa del Sol. En tierras mijeñas vuelve a encontrarse con su “viejo amigo” PERSIAN RULER que sale de favorito contra la temible escuadra extranjera. Pues bien, en carrera, los 105.000 € para el ganador eran muy jugosos y JAFAR fue en los puestos delanteros sin perder de vista a los punteros para que así en los metros decisivos evitará el campo de 16 participantes. Presentó el ataque JAFAR y parecía un movimiento ganador hasta que el alemán MONTALBAN pudo superarle casi en el poste de meta por medio cuerpo. Segundo lugar por tanto para el ejemplar entrenado por Román Martín consiguiendo traer a Lasarte la jugosa bolsa de 42.000 €.

Volviendo a Lasarte JAFAR vuelve a correr en casa en el Premio Casino Kursaal en la temporada de primavera. Favoritismo unánime para él y dando peso a todos sus rivales el viejo sigue mostrándose superior con José Luis Borrego que le costó encontrar un hueco, pero cuando lo buscó arrancó y venció una vez más. Una carrera menor en principio, pero que cogió su carga importante en el futuro. Ya lo desvaloremos u os enterareis el por qué.

La próxima meta marcada para el hijo de Panoramic fue el GP de Inauguración de Dos Hermanas, carrera en la que sobre 2.400 metros sobre la pista de arena acaba quinto de diez participantes en un nuevo resurgir del otro eterno PERSIAN RULER. Como casi tradición corre otra vez el Prix D’Aquitane en La Teste a primeros de julio y consigue el tercer puesto tras ir en posiciones centrales siempre. Aquel día se esperaba algo más de él por parte de sus representantes. De este modo su previa puesta en marcha a la Copa de Oro pasaba por correr la preparatoria de los viejos en Lasarte. Precisamente en esta cita vuelve a verse con quien era su rival habitual en las últimas batallas ILLUMBE. Un ILLUMBE que en esta ocasión batió a su compañero de patio JAFAR por una nariz dejando un mano a mano muy bonito entre los dos caballos entrenados por Román. 

Entonces, el 15 de agosto vuelve JAFAR a disputar su cuarta Copa de Oro en busca del repetir el triunfo del año 2000. Sale como favorito en taquillas de apuestas, aunque las carreras hay que correrlas. De este modo la prueba lo comienzan a liderar ALMAZAN y RUENTE con nuestro protagonista en cuarta-quinta posición yendo relajado. Llegando a pasar la curva de Bugatti poco a poco JAFAR pasa hacia adelante atacando junto a ILLUMBE, que parecía que formarían la gemela. No obstante, DANGEROUSLY GOOD apareció muy potente por el interior sorprendiendo a casi todo el público allí agolpado batiendo por un cuerpo a JAFAR, que tiene que conformarse con el segundo puesto. Un vencedor que sorprende, dejando un dividendo de 32,10 € por euro jugado y más teniendo en cuenta que el inglés venía de ser noveno en la preparatoria. 

Posteriormente, vuelve a intentar llevarse el GP de San Sebastián. El intento, por lo contrario, sale más que mal con un noveno puesto sobre once participantes sobre un terreno muy embarrado. La victoria se lo lleva su particular rival del momento, ILLUMBE. Concretamente esta es la última carrera de JAFAR con 7 años. Algunos podían pensar que ahora sí que sí llegaba la retirada del ganador de la Copa de Oro del año 2000. Pero no. 

Año 2003, 8 años y este sí será el año definitivo de JAFAR en las pistas. Nada es eterno, ni para un niño que animaba a su caballo favorito cada vez que corría en Lasarte y que iba sumando años a la espalda. El estreno del año lo realiza en Mont de Marsan en una carrera sobre 2.200 metros sin demasiada calidad. A pesar de la expectación de volver a verle en el verde, JAFAR se tiene que conformar con un cuarto lugar en el que apenas se dejó ver. Seguidamente tres semanas después se enfrenta a un lote interesante en Toulouse siendo el top de la escala. A pesar de todo ello, mostró mejora sobre todo cuando en los metros finales parecía venir a ganar, por lo que finaliza en tercera posición con la monta de Bertras. Como siempre con paciencia el caballo iba progresando paso a paso.

Jafar segundo de la Copa de Oro (2002) | Foto: MD
Jafar segundo de la Copa de Oro (2002) | Foto: MD

Precisamente con esa progresión afronta el premio Le Vase D’Argent (Listed) en Toulouse sobre 2.000 metros. Carrera de cierto nivel con mucho especialista en la distancia y con rivales con varios años menos que él, ya que era el “abuelo” de la carrera. Todos estos factores se hicieron notar en la carrera, aunque sus responsables se presentaron con muchas esperanzas a la cita. El resultado en consonancia, fue del todo negativo finalizando muy lejos del dinero. Parecía que JAFAR fue perdiendo esa agresividad, genio y frescura que le hicieron estar entre los mejores del hipódromo. 

Ante ese momento de cierto bajón se busca recuperarle el ánimo corriendo en su casa para conseguir el tercer Premio María Cristina en la temporada de primavera. Sus condiciones de carrera eran óptimas, más teniendo en cuenta que su gran rival ILLUMBE salía con 5 kilos más en la escala. Ya en la pista, JAFAR coge la punta conduciendo al grupo en primera posición hasta faltar 300 metros donde le sobrepasa con cierta facilidad su sombra en la carrera RED BULL. Es más, viniendo de atrás AL CRAFTY también llega a pasarle al representante de la Cuadra Ehun teniendo que conformarse este último con un discreto tercer puesto.

¿Quién lo diría? Quien lo diría que aquella salida primaveral en ese hipódromo donde debutó con los colores de la Cuadra Arco Iris sería la última vez que viésemos a JAFAR competir. Los años empezaron a pesar y con ello igualmente los achaques físicos. Y como una retirada a tiempo es una victoria, que no llegaba desde un años antes, ahí está el enigma de esa última victoria, el campeón de Ehun pasaba a la yeguada. El lugar elegido para criar fue el Haras de Ulzama. Todo este bagaje competitivo dejaba 44 salidas a la pista con 14 victorias, 18 colocaciones y alrededor de 250.000 € en premios. Números de campeón en unos tiempos en los que las carreras españolas no gozaban de dotaciones especialmente voluminosas. 

Aquel día que JAFAR se retiró de la competición fue una noticia agridulce para un servidor. Triste porque no volvería a poder animarle desde las gradas a su particular e inconfundible campeón dejándose su particular voz de niño. Aunque también era una noticia positiva porque la estirpe de JAFAR podía extenderse viendo a sus hijos correr. Ander perdía un campeón en las pistas y ya estaba esperando ver un “mini Jafar” correteando. Pasó el tiempo y las carreras seguían, aunque reconozco que siempre tenía un ojo puesto en que JAFAR podía tener algún producto pronto en los hipódromos. Los medios de antes no eran como los de ahora por desgracia para enterarse de noticias de ese tipo. Una vez, alguien me dijo que había dejado llena a alguna yegua y eso fue una noticia positiva para mí. Desgraciadamente poco después llegó la mala noticia y el jarro de agua fría. Recuerdo el momento como si fuese ayer mismo. Hora de comer, todos sentados preparados para empezar a comer. En mi casa se compra el periódico todos los días, pues bien, mi madre estaba leyéndolo y me soltó la noticia. Ander, “Jafar ha muerto”. El niño de 7 años se levantó rápidamente le quitó el periódico a su madre y leyó el titular de la noticia dentro de su incredulidad y con profunda tristeza. Entonces, se levantó de la mesa para irse a su habitación a llorar. Aquel día no tocaba comer, el hambre se evaporó en segundos una vez conocida el triste acontecimiento.

Hubo días malos por todo ello, el cariño que guardaba a ese caballo era especial, nunca ha habido nada igual y ya un servidor tiene 23 años. Sin embargo, me rehíce y seguí animando bien desde la General o desde la esquina inferior de la grada más cercana del paddock a otros ejemplares. Más tarde llegó la noticia, JAFAR va a tener un hijo. Muy buena noticia para mí. Su nombre en honor al padre era JAFAR SECOND y correría también con la chaquetilla de Ehun. Buen caballo la verdad y a diferencia de su padre su mejor valor probablemente lo dio a dos y tres años ganando por ejemplo con dos años las Tres Coronas de Dax. Igualmente recuerdo al respecto años más tarde cuando JAFAR SECOND iba a correr por primera vez en Lasarte. Cierto es que ya no era el buen caballo que había llegado a marcar un valor 43 FR a tres años, pero era un reencuentro con el pasado. No era una calcomanía total a su padre, ya que era más castaño y no tenía esa estrellita blanca en la cara, pero era un JAFAR. Ese día, en una carrera en la que a priori era una más para la mayoría de los aficionados, no lo era para mí. Por eso, cogí mi cámara de fotos y le saqué una foto para cerrar el círculo de decirme a mí mismo, “JAFAR no ha muerto sigue muy vivo”. Su resultado en carrera fue lo de menos. Ese día de carreras mi ilusión era ver a ese caballo en pista y lo cumplí.


Jafar y Alberto Guinaldo | Foto: MD

A modo de conclusión, como se habrá podido comprobar este caballo marcó mucho mi afición de hoy y sin llegar a tener un contacto directo con él, me hacía sentir muy mío.  Si me preguntas quién ha sido mi caballo favorito, creo que la respuesta ha quedado bastante clara. Un caballo que nació con problemas físicos y que tuvo que vivir la muerte de su antiguo entrenador y uno de sus grandes valedores, pero que se rehízo una y otra vez hasta dejar un legado difícilmente repetible. Probablemente habrá habido mejores caballos e incluso los habré visto in situ, pero esas sensaciones personales nadie los superará. Y la verdad, seguramente, sin miedo a equivocarme esa sensación que me transmitía un caballo no lo vuelva a experimentar nunca. Tal vez sea por cosas como se dice popularmente, un niño nunca miente y un niño es más transparente que nadie. Por consiguiente, si aquel 15 de agosto del año 2000 cuando Jean Bernard Eyquem levantó el puño hacía arriba y un pequeño Ander de 3 años se puso eufórico, ese niño lo hizo porque le salió de lo más profundo de su corazón, sin miedo a equivocarse ni el que pensará el resto. 

Y sí, finalizo este post con unas lágrimas tontas en los ojos. Por algo o alguien será... JAFAR, tú sabrás por qué, allá donde estés, un saludo. Eres un caballo irrepetible.



Podría interesarte...

Campeones

29 de noviembre de 2020

Hasta siempre, TUVALU

PRONOTURF ®