Rafa Lorente

J.F.Díaz

06 de octubre de 2021

Mario Fernández: "El 5 de noviembre me voy a Estados Unidos, es un turf muy grande y con muchas oportunidades"

AS A CHARM fue el caballo que llevó a Mario Fernández a la victoria número mil de su historial. 950 de ellas tuvieron lugar en Argentina, su país, 42 de ellas en España, una en Paraguay (clásico presidente de la República) y siete en Estados Unidos, país en el que el jockey argentino fijará su residencia a partir del 5 de noviembre, con Miami como cuartel general. "Tengo una oferta y el billete de momento solo es de ida. No tengo pensado volver. Esperemos regresar otra vez, pero ahora el objetivo es asentarme allá y darle el tiempo necesario porque Estados Unidos es una plaza a la que hay que dar tiempo y encontrar el sitio dónde montar. Hay 110 hipódromos que funcionan por épocas del año y otros todo el año".

Pregunta. Mario llegó la victoria mil...

Respuesta. La tan esperada victoria número mil.

P. ¿Qué le dice el número?

R. Lo que hay por detrás y también lo que falta. Es un número bastante importante para un jockey y alcanzarlo en tan poco tiempo me hace sentirme feliz y contento.

P. Tras bajarse de AS A CHARM se le vio emocionado...

R. Sí porque mis inicios fueron difíciles. El apoyo que tuve de mis padres fue fundamental porque pasé momentos duros y siempre han estado ahí, ayudándome. Los nombré y fue lógico que me emocionara. Y también a mi hija Ambar, que gracias a esta profesión conocí a su madre y tuvimos una hija hermosa.

P. ¿Y ahora?

R. Proyectos. Esto no para. El 5 de noviembre tengo pasaje para irme a Estados Unidos. Vuelvo. Me voy a trabajar con un entrenador colombiano que se llama Carlos David, que fue asistente de Jason Servis, que en su época trabajé y gané carreras con él. Lo vengo pensando desde hace cuatro o cinco meses pese a que tuve un buen comienzo y que no me está yendo mal. La oferta que tengo me conviene y significa darme otra oportunidad. Es un turf muy grande y con muchas oportunidades. Con suerte no caigo en paracaídas. Conocí mucha gente y me han dado la oportunidad de volver. Me porté bien con la gente allí y por eso me han abierto las puertas. 

P. ¿Cuál va a ser el centro de operaciones?

R. Miami, en un centro de entrenamiento que se llama Palmedo, a cuarenta kilómetros de Gulfstream Park.

P. ¿Se marcha desencantando?

R. Sí. La verdad es que tuve un par de disgustos que no me esperaba y fue lo que me llevó a tomar la decisión de irme a Estados Unidos. Estaba trabajando con un entrenador y no pensé que me iba a pasar después de bajarme de un caballo en una carrera. Sinceramente no ... son momentos de calentura, pero se olvidó de todo el esfuerzo que estaba haciendo con ellos y de cómo estaba trabajando con él. Ese fue uno de los motivos. 

P. ¿Qué se debe mejorar en las carreras de caballos en España?

R. A este hipódromo le faltan propietarios. En los últimos meses he tenido la suerte de ir a un par de centros de hípica, hay muchas, y si un diez por ciento de toda esa gente se involucra en las carreras, España sería un turf con 1.000 o 1.5000 caballos. Hay mucha gente importante en la hípica, con poder adquisitivo muy bueno como para traerles al turf. es cuestión de caminar. Hay un par de propietarios ya de hípica en el hipódromo. También falta promocionar más el hipódromo y no solo por aquí cerquita. En el centro hay que poner propaganda. Yo he vivido en el barrio del Pilar y hablaba con gente que no sabía que había hipódromo.

P: ¿Con qué se queda de este tiempo en Madrid, años complicados para todos por cierto?

R. Me voy muy contento con la experiencia que he tenido y con la paciencia que he tenido en muchísimas cosas. Ha sido un proceso psicológico. He aguantado muchas cosas. Me conozco y he aguantado cosas que jamás pensé que iba a soportar. Ganas de bajar y tirar la montura a uno, así que imagínate. He sido frío y sincero conmigo para cambiar y mejorar. He corrido mucho en el verde, que de verdad me ha servido muchísimo. Si llego a ser entrenador algún día, todo lo que he aprendido aquí para los caballos de larga distancia, me va a servir muchísimo.

P. Pocos pero buenos profesionales, ¿no?

R. Sí. El estilo es diferente. Se corre de otra manera y los jockeys se acomodan de otra manera. Vengo de otros estilos, pero hay profesionales a los que no se les dan muchas oportunidades y tienen todas la condiciones para ser buenos jockeys. 

P. Me dice un jockey y un caballo.

R. Te voy a dar dos. Borja y José Luis Martínez. Como desarrollo y como jockey exigente arriba de un caballo. SALLAB me ha dado grandes satisfacciones. Es un caballo con fuerza. Otro caballo ha sido GREAT PROSPECTOR, que me ha dejado unas grandes sensaciones.

P. ¿Habría algo que le hubiera hecho cambiar de idea respecto a su marcha?

R. Desde el mes de junio, que dejé la cuadra de Óscar, me plantee una oferta con un entrenador, pero le faltaban por entrar caballos y todo se quedó en el aire. Estuve tres meses sin ninguna cuadra fija y me di cuenta que no había nada seguro. Si en junio tengo esa cuadra, no me hubiera planteado lo de Estados Unidos y hubiera seguido peleando aquí. Creo que hubiera tenido alguna oferta para 2022. La tuve en 2021, pasó cerquita, pero no se dio.

P. ¿Positiva su estancia en España?

R. Sí, sí. Positiva. He conocido a muchísima gente, tanto fuera como dentro del hipódromo. Me voy conforme.

P. ¿Le ha tratado bien Madrid?

R. Desde el día uno. Me sentí como en mi casa. Somos muy parecidos. En Argentina tenemos sangres españolas, francesas, italianas... 



Podría interesarte...

PRONOTURF ®